APRENDE CÓMO ACTUAR FRENTE A UN BERRINCHE

Los berrinches son un de los principales motivos de pedir ayuda al pediatra. Aprende cómo ayudar a tu hijo a superar sus inseguridades.

El bebé empieza a hacer berrinches alrededor de los 18 meses. Los berrinches son una preocupación frecuente de los padres hasta los tres años de edad del niño. Según los pediatras, alrededor de esta edad los niños se deslumbran con su “poder” y su capacidad de “manipular”. Es en esta etapa que el niño aprende por primera vez, el concepto de independencia, y por lo tanto, necesita el apoyo y acompañamiento de los padres.

Lo que motiva los berrinches

El niño hace berrinche cuando empieza a tener la percepción de ambivalencia: del sí y del no, de lo que quiere o no quiere hacer, de lo bueno y de lo malo.

Aunque los berrinches puedan no tener un motivo aparente para los adultos, tienen un sentido muy especial para el niño y adquieren una dimensión alta en el universo infantil.

Los momentos de berrinches son parte integrante del crecimiento del niño. Los berrinches son un comportamiento estrechamente relacionado con la construcción de su personalidad.

El berrinche es una llamada de atención por parte del niño para pedir ayuda. De ahí la importancia de que los padres participen activamente en este proceso de crecimiento del niño.

Lo que debes hacer frente a un berrinche:

• Hablar con el niño en un ambiente tranquilo y privado, sin la mirada de los demás.
• Cuando digas “no” al niño, debes mantener tu palabra.
• Ignorar el lloro persistente, sin motivo aparente.
• Establecer reglas para que él entienda los límites que debe respetar.
• Prestar atención al niño para volverlo más confiado y capaz de lidiar con su inseguridad.
• Darle espacio para que se ponga más tranquilo y logre reorganizar sus ideas.
• Hablar con el pediatra para una orientación más especial.


..................................................................................................................................