LA MALETA PARA LLEVAR A LA MATERNIDAD

Madre precavida no vale por dos, sino por mil. Prepárate para la estancia en la maternidad con la lista de "must have" que hemos creado para ti. ¡Esté lista para recibir a su bebé de la mejor manera!


CONOZCA LA OPINIÓN DE NUESTRA ENFERMERA ESPECIALISTA SOBRE QUÉ LLEVAR AL HOSPITAL

Ha llegado el gran día ¿y ahora qué?

“¡He roto aguas! ¡Aaaay Juan, vete a los cajones de la habitación del bebé, mete todo en la maleta y tráeme un camisón! - Ay Maria, ¿y ahora? ¿Pepito va a nacer ya? Ay Dios mío, ¿qué hago? ¿Dónde está tu camisón y la ropa del bebé? ¡Voy a llamar a la ambulancia!”

No creo que ninguna mujer, próxima a la primera de muchas metas en su trayectoria de ser madre, ¡quiera pasar por un momento de pánico total como éste! Ahora bien, para que todo vaya bien y sin contratiempos, debe ser organizado y programado con antelación; ya basta la sorpresa del nacimiento que, a partir de las 37-38 semanas de gestación, puede ocurrir naturalmente en cualquier momento (si llegas a las 40 semanas y el trabajo de parto no se inicia espontáneamente, tendrá que ser inducido en ambiente hospitalario).

Por lo tanto, vamos a organizar de manera oportuna, las maletas para llevar al hospital. Son necesarias dos, la tuya y la del bebé. Éstas deben ser preparadas alrededor de la semana 30 de gestación (más o menos en el 7º mes).


Tu maleta debe contener:

• Cartilla Sanitaria de la Embarazada y exámenes
• Artículos de higiene y belleza
• 6 bragas altas y anchas (o desechables)
• 2 Sujetadores de lactancia
• 1 faja postparto (opcional)
• 1 bolsa para la ropa sucia
• 3 Camisones
• 1 bata
• Zapatillas y chanclas
• Toalla
• Discos absorbentes (¡para pezones de silicona no es necesario!)
• Estuche de maquillaje (más que nunca una madre debe estar radiante, después del nacimiento de su hijo; tu autoestima se eleva al escuchar los visitantes diciendo: “¡Estás guapa! ¡No parece que acabas de tener un hijo!").

Deja preparada en tu casa, la muda de ropa para salir de la maternidad cuando recibas el alta. No es necesario llevarla en la maleta, solo apártala en un lugar de tu casa que tu compañero conozca. Eso le facilitará la tarea de llevártela posteriormente y no defrauda tu expectativa: sabes exactamente lo que vas a vestir. Debes evitar al máximo molestarte con situaciones previsibles, ya que es bien sabido que cuando los hombres no aciertan en lo que las mujeres están pensando o planificando ¡es enfado seguro! Además, en el postparto la mujer está extremadamente sensible. Sabemos que después del nacimiento existe un riesgo de depresión postparto, que varía en función de la mujer se sienta más o menos apoyada, mimada, comprendida y valorada como mujer y madre.

En esta etapa de la vida de una mujer cualquier detalle tiene importancia exponencial y como tal debe tratar de mantener un ambiente tranquilo a su alrededor, para evitar sentimientos negativos sobre sí misma (bajada de autoestima, frustración, desánimo, falta de apoyo…).

No sobrecargues las maletas, mete únicamente lo que está en la lista; de lo contrario no van a caber en el armario que te destinan en el hospital, Recuerda que tu compañero no siempre puede pasar la noche en el hospital (si es en una clínica privada, tienes una habitación para ti sola y con una cama para el acompañante), tiene que irse a casa y, por tanto, puede llevar los extras, más adelante.

La maleta del bebé debe contener:

• 3 bodies
• 3 pares de calcetines
• 3 conjuntos de ropa interior com pantalón
• 1 gorra
• Una manta o chal
• Cepillo suave de pelo
• Chupete – ¡desaconsejable!
• Toallitas de limpieza
• 3 pañales de tela
• 1 bolsa para la ropa sucia

Debe colocarse en la parte superior de cada maleta, lo que es necesario, una vez en la sala de partos:

En la tuya:

• 1 camisón con abertura delantera
• 1 braga
• Revistas (cuando no tienes dolores, son buenas para pasar el tiempo)
• Móvil

En la del bebé:
• 1 1 conjunto de ropa interior (body + pantalón con pie)
• 1 par de calcetines
• 1 body
• Manta/chal
• Gorra

En este punto ya no habrá ninguna sorpresa. Sólo tienes que aguardar por el día tan deseado.


Extracto del libro "Vou ser mãe...", de Carla Vilaça. Puedes consultar la muestra o adquirirlo en:
http://www.sitiodolivro.pt/pt/livro/vou-ser-mae/9789892022772/Carla Vilaca


(Licenciatura en Enfermería, Posgrado en Enfermería de Familia, Especialista en Enfermería de Salud Materna y Obstétrica)

http://saudedamulheredacrianca.blogspot.com/2011/01/emocoes-da-gravida.html

 


..................................................................................................................................