¡ES HORA DEL BAÑO!

El baño es muy importante para tu bebé: contribuye a su higiene corporal diaria y también a su desarrollo sensorial.

Durante los primeros baños, tu bebé está concentrado en las percepciones inmediatas: temperatura del agua, caricias, sonidos que siente de una manera muy global. Chiquitín, necesita sentirse protegido y seguro. Tu bebé va a crecer, volverse más activo y descubrir el placer de moverse en el agua. La piel, aún muy vulnerable, requiere tu total atención durante el baño.

Los productos usados deben ser especialmente apropiados.

 

PREPARACIÓN DEL BAÑO

Proporciona una temperatura entre los 20º/22º C para que tu bebé ¡no tenga frío al salir del baño!

Llena la bañera con agua templada (36º/37º C), utiliza un termómetro de baño.

Ten todo listo y a mano antes de empezar el baño: toalla, productos de higiene, champú, cremas hidratantes, pañal, ropa limpia, etc.

Desviste a tu bebé y limpia su culito antes de meterlo en la bañera.

EN LA BAÑERA

Tu bebé es todavía muy pequeño y necesita sentirse protegido: debes sostenerlo con una mano bajo su nuca y sus hombros, y la otra mano bajo su pompis.

Si aplicar el lavado dentro del agua te parece complicado, puedes hacerlo en la mesa cambiadora de pañales y luego enjuagarlo en la bañera.

Cuando él logre sentarse, puedes soltarlo en la bañera, pero jamás lo dejes solo. Juega con él, es un momento para despertar los sentidos.

Nunca dejes a tu bebé solito en la bañera, aunque sea por algunos instantes y dentro de poca agua. Un consejo: enciende el contestador automático de mensajes para no ser molestada.

Cuidado con los jabones tradicionales muy detergentes, porque alteran el PH cutáneo, así como la película hidrolipídica. Prefiere los productos sin jabón que neutralizan el efecto desecante del agua calcárea del baño.

Para las pieles secas se recomienda el uso de productos enriquecidos con agentes hidratantes, protectores y nutritivos (productos con Cold Cream, por ejemplo).

La cabeza debe lavarse cada 2 ó 3 días con productos especialmente formulados para bebés, que no piquen en los ojos.

Para lavar la cabeza de tu bebé y evitar la formación de «costra láctea», elije un champú específico para recién nacido; para bebés, utiliza 2 en 1 o un champú.

Para retirar el producto debes escoger la postura más práctica y que dé más placer a tu bebé. Usa un vaso de agua o una ducha de baño, pero verifica siempre la temperatura del agua.

Saca a tu bebé de la bañera y envuélvelo rápidamente en una toalla. Sécalo con suavidad sin frotar. No olvides las nalgas y los pliegues cutáneos (muslos, axilas, cuello, pies, etc.).

DESPUÉS DEL BAÑO

Para hidratar la piel de tu bebé y tener un momento de complicidad con él, hazle un masaje suave con una loción corporal. Si tu bebé tiene piel seca, usa un producto con Cold Cream.

Ponle perfume o agua de colonia sin alcohol, específicamente formulada para bebés.

 

Para obtener más información sobre este tema, aconséjate con tu farmacéutico o con un profesional de la salud, para conocer los productos más adecuados a tus necesidades.

грузоперевозки украинаeuroposud.ua/college essay

..................................................................................................................................