CÓMO CUIDAR LOS OJOS DE NUESTROS HIJOS EN VERANO

Cómo cuidar los ojos de nuestros hijos en verano

Pese a ser una de las zonas más delicadas del cuerpo, muchas veces la dejamos de lado sin darnos cuenta de que los ojos necesitan igualmente de un cuidado específico. Los niños pequeños suelen descuidarse más y por ello los padres debemos estar atentos a una serie de recomendaciones. Aunque esta protección debe realizarse durante todo el año, en verano se producen una serie de circunstancias que hay que tener en cuenta y que implican una mayor atención.

Lo primero que tenemos que tener presente cuando llega el buen tiempo es proteger a nuestros hijos del sol. Si para la piel usamos fotoprotectores, para los ojos debemos usar gafas de sol homologadas y que impidan la acción negativa de las radiaciones ultravioleta. De igual modo, para los más pequeños se recomienda el uso de gorras con viseras grandes para aumentar el nivel de seguridad de la zona.

Cuando se dispone de mayor tiempo libre se incrementa el uso de videoconsolas, Smartphone y pantallas,  en general, lo que puede repercutir en nuestros ojos si no se hace un uso adecuado de los mismos, ya que pueden generar fatiga visual y sequedad. En este caso, determinar un tiempo semanal o diario para cada actividad puede ser una opción.

Existen además una serie de recomendaciones para las pantallas, por ejemplo en el caso de ordenadores, tablets o smartphones se aconseja mantener una distancia entre 45 y 60 cms. La distancia para el televisor es de dos o tres metros, aunque lo ideal es que sea proporcional al tamaño del aparato. Hay que descansar cada hora durante cinco o diez minutos y moverse del sitio, para evitar tener la vista fija en un mismo punto.

Otro de los puntos clave para los ojos cuando llega el verano es el cloro de las piscinas. El cloro residual, el que queda en el agua de las piscinas para su mantenimiento, es el que produce una mayor irritación en los ojos. En cuanto al agua de mar la concentración salina puede afectar a la zona ocular de las personas más sensibles. El uso de gafas acuáticas es una solución y, por supuesto, procurar mantener una higiene ocular adecuada.

Euphralia, es una solución oftálmica de Laboratorios BOIRON utilizada como limpiador ocular en adultos y niños a partir de un año, en caso de irritación, molestias oculares o sequedad ocular ligera de origen diverso. Euphralia, se presenta en cómodas unidosis y es fácil de utilizar: sólo hay que aplicar una o dos gotas en cada ojo de dos a seis veces al día.

 

Si tienes en cuenta estos consejos y además procuras que tu hijo mantenga una higiene ocular adecuada, conseguirás que el cuidado de sus ojos sea un hábito más dentro de su cotidianidad.


..................................................................................................................................