¿SE PUEDE TRATAR CON HOMEOPATÍA EL MOLUSCO CONTAGIOSO DE LOS NIÑOS?

 

¿Se puede tratar con homeopatía el molusco contagioso de los niños?

Una de las afecciones dermatológicas más frecuentes en pediatría y en las consultas externas de dermatología es el molusco contagioso. Esta enfermedad es una infección benigna de origen vírico, que puede darse en adultos y niños, aunque es más común en estos últimos. Se caracteriza por la aparición de unas pápulas que pueden surgir de forma individual o múltiple y que pasado un periodo de tiempo tienden a desaparecer.

Dado que las manifestaciones cutáneas del molusco contagioso suelen desaparecer en unos meses, algunos expertos son reacios al tratamiento, pero otros consideran que es necesario intervenir pues la enfermedad puede durar entre 6 y 48 meses. Al prolongarse tanto la preocupación de los afectados y de los cuidadores tiende a incrementarse y puede repercutir en la calidad de vida, especialmente de los pacientes más pequeños.

El contagio se produce por el contacto directo con el virus, por eso en los niños suele ser más frecuente en verano cuando la piel está más al aire libre y hay una mayor humedad por el mayor uso de las piscinas. En los adultos se considera una infección de transmisión sexual.

Diversos estudios consideran que hay varios factores que inciden en el contagio del virus, destacando elementos ambientales como el calor, la humedad o la mala higiene, y el contacto íntimo.

En cuanto a la forma de contagio se produce por el contacto de piel con piel, relaciones sexuales y a través de objetos contaminados.

El abordaje del molusco contagiosose  suele realizar tratando la lesión de forma individual, una a una, por lo que se hace tedioso y doloroso. Si además este tratamiento es frecuente o sistemático se pueden producir interacciones medicamentosas.

La homeopatía resulta una opción eficaz para el tratamiento  del molusco contagioso. Entre sus ventajas destaca que los medicamentos homeopáticos son fáciles de tomar, y en el caso de los niños esto es algo valorado positivamente por los padres.

Además, los medicamentos homeopáticos no son agresivos ni dolorosos, no dejan cicatrices y no presentan interacciones con otros medicamentos. También reducen el riesgo de sufrir recidivas.

El tratamiento homeopático se puede usar para abordar las lesiones como única opción o como complemento del legrado para evitar recidivas.

 

 


..................................................................................................................................