LO QUE DEBES SABER PARA EMPEZAR A PREVENIR RESFRIADOS

Los cambios de temperatura son frecuentes en el otoño y es por ello, entre otros factores, que se trata de una época en la que suelen aparecer los primeros resfriados. Los más pequeños de la casa al ir a guarderías o colegios, en la mayoría de los casos, se contagian con facilidad, por lo que es importante tener en cuenta una serie de medidas preventivas antes de que nuestros hijos sean víctimas de los resfriados comunes propios de estas fechas.

La climatización correcta de los centros escolares es un punto importante a la hora de controlar estos cambios que desestabilizan la temperatura corporal. Es recomendable, por tanto, que analices la situación de la guardería o colegio en este sentido, pues un uso indebido de las calefacciones puede propiciar la aparición de constipados. En casa, debes tener la misma precaución además de ventilarla unos diez minutos al día para que se produzca una renovación del aire siempre necesaria.

La alimentación de los niños es siempre un motivo de preocupación de los padres y aunque sabemos que por lo general los progenitores están pendientes de este tema, a veces los caprichos de los niños se superponen a las exigencias de aquellos. No se trata de forzarles a comer algo que no les gusta, pero sí hay que intentar que mantengan una dieta lo más variada posible que contenga frutas, verduras, pescado, etc. Se trata de crear hábitos, por ejemplo se puede introducir una fruta todas las mañanas en el desayuno, aquella que más les guste, y después darles a probar otras opciones. De igual modo, las verduras se pueden introducir con otros alimentos más jugosos o acompañarlas con alguna salsa que cambie su gusto, como puede ser el tomate. Todo es cuestión de ir probando y educando el paladar de los más pequeños para que a través de las comidas diarias tengan el aporte necesario de vitaminas y minerales y así afrontar mejor los trastornos más frecuentes del otoño-invierno.

Otra de las medidas a adoptar es la higiene. Lavarse las manos con frecuencia es una forma de evitar contagios, así como el uso de pañuelos desechables para taparse nariz y boca cuando sea necesario. Los padres tienen que hacer una labor educativa en este sentido y enseñar a sus hijos estos comportamientos. De este modo, estaremos ayudando a preservar el entorno que nos rodea.

De igual modo, como opción podemos recurrir a la homeopatía, tanto como método preventivo como en el momento en el que aparecen los primeros síntomas de los resfriados. No se han descrito efectos secundarios adversos asociados a la toma de medicamentos homeopáticos y son recomendados en pediatría, de modo que son aptos para toda la familia. Otro de los beneficios de los medicamentos homeopáticos es que son fáciles de administrar y se pueden combinar con otros tratamientos.


..................................................................................................................................