ESTRÉS DURANTE LA MATERNIDAD, ¿SE PUEDE TRATAR CON HOMEOPATÍA?

Las mujeres constituyen uno de los principales grupos poblacionales que padece estrés a lo largo de distintas etapas de su vida, siendo por ejemplo el embarazo una de ellas. De hecho, generalmente determinadas pruebas médicas como la amniocentesis o el cribado prenatal pueden provocar cuadros de ansiedad en la embarazada que resultan perjudiciales para el bebé.

Por otra parte, el miedo al parto es una sensación muy frecuente en mujeres embarazadas, sobre todo, durante el último trimestre. El temor a lo desconocido, especialmente en las  madres primerizas, es uno los motivos que genera intranquilidad, pero también la incertidumbre del desenlace del parto provoca interrogantes y en ocasiones ansiedad.

Después de dar a luz, el estrés o la ansiedad pueden surgir también, aunque por otros motivos. Compatibilizar la maternidad con el resto de las actividades de la casa y el trabajo, en el caso de trabajar fuera de casa, resulta muchas veces complicado porque la sociedad actual no facilita la conciliación, y esto implica que muchas madres se desborden y se sientan estresadas.

Aunque el estrés es una respuesta natural del organismo necesaria para la supervivencia, cuando ésta es excesiva puede desencadenar problemas de salud que abarcan desde cefaleas, trastornos del sueño, problemas digestivos, etc.

Para paliar el estrés y sus consecuencias puedes seguir los siguientes consejos: comer de forma equilibrada, mantener una rutina de ejercicio, así como tomarte un tiempo para ti misma. Todo esto fundamental para mantener en orden cuerpo y mente.

Si a pesar de ello eres incapaz de controlar el estrés, la homeopatía es una aliada pues además de aliviar los síntomas de la ansiedad y trastornos del sueño asociados, no produce somnolencia residual ni afecta a la capacidad de concentración. Tampoco se han descrito efectos secundarios relevantes asociados a la toma de medicamentos homeopático, siendo este uno de los motivos por los que se recomiendan durante el embarazo o la lactancia, previa consulta con tu médico habitual.

Al mismo tiempo cabe destacar que como no todos los cuadros de estrés o ansiedad son iguales, si estás en periodo de gestación y padeces alguna de estas complicaciones, lo más indicado es consultar con un profesional de la salud.

 


..................................................................................................................................