DISTINTAS FORMAS DE NACER

Conoce más sobre el parto y la importancia de informarse antes del nacimiento del bebé.

Es importante planificar el parto, pero debes estar lista para dejar en abierto varias posibilidades. Con independencia de la manera cómo nace, el bebé va a sentirse siempre conectado a ti. Es esencial confiar en sí misma, en el bebé y en el equipo de salud que te apoyará durante el parto.


PARTO NORMAL

Las contracciones o la rotura de la bolsa de aguas emiten la alerta del inicio del trabajo de parto. Por la acción hormonal, el cuerpo se dispone a permitir que puedas dar a luz. El embarazo tiene una duración aproximada de 40 semanas. El bebé puede nacer hasta quince días antes o después de esa fecha. A partir de la semana 37 se considera un embarazo a término completo. Los partos que suceden antes de ese tiempo son considerados prematuros (o a término temprano).
El parto normal se desarrolla en tres etapas: dilatación, nacimiento del bebé y salida de la placenta. En un embarazo sin complicaciones, el parto normal es el método más natural y seguro para la madre y para el bebé. Es posible solicitar analgesia para ayudar a administrar el dolor durante el trabajo de parto.


PARTO INDUCIDO

Cuando el trabajo de parto no empieza de forma espontánea, el médico obstetra puede recomendar la inducción del parto.
Hay varias maneras de inducir el parto. La más común se hace por la introducción de hormonas, bajo la forma de una pastilla o gel, en la parte superior de la vagina, junto al cuello uterino. Estas hormonas sintéticas, denominadas prostaglandinas, son efectivas para causar las contracciones uterinas y ayudan a relajar el cuello del útero, con el fin de que su dilatación se inicie.
Una vez que se requiere intervención médica, la decisión de inducir el parto es evaluada juntamente con la madre, mediante la aclaración de todas sus dudas.
La inducción del parto ocurre en un 30% de los embarazos, según los manuales técnicos.


PARTO POR CESÁREA

La cesárea es una cirugía que implica una incisión trasversal en la parte inferior del abdomen, bajo anestesia. Es un método que representa un mayor riesgo para la salud de la madre. El motivo más corriente es la cesárea de urgencia que puede salvar la vida del bebé. Hoy en día, se verifica un gran incremento de nacimientos por cesárea. La Organización Mundial de la Salud ha alertado para los riesgos del recurso innecesario a esta técnica quirúrgica.


..................................................................................................................................