¿EL PRIMER ALIMENTO COMPLEMENTARIO?

No hay ninguna cronología obligatoria para la introducción de los nuevos alimentos. Para la mayoría de los bebés, lo más común es empezar a comer papilla, mientras que otros comienzan a tomar sopa. Tradicionalmente las papillas infantiles son el primer alimento a introducirse; sin embargo, cada vez más optan por crema de verduras y legumbres (pure). Tanto el pure como la papilla son alimentos esenciales en la dieta diversificada.

El pure presenta menor valor energético (menos calorías), promueve hábitos alimenticios adecuados y entrena al bebé a aceptar alimentos menos dulces.

La papilla es una buena manera de presentar al bebé nuevas texturas y sabores, un modo especialmente fácil de digerir, de fácil aceptación, con alta densidad de nutrientes (“muchos nutrientes en un volumen pequeño”) y con una textura que facilita el paso gradual de una dieta líquida a una dieta más sólida, semejante a la familiar.

Aporta vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales y proteínas de alto valor biológico. Es rica en glúcidos (hidratos de carbono) complejos, nutrientes importantes para el suministro de energía, sobre todo en una etapa en que ocurre la transición de una dieta rica en grasa (exclusivamente láctea) a una dieta rica en glúcidos (diversificada).

Regresar al artículo principal


..................................................................................................................................