INTRODUCCIÓN DE NUEVOS ALIMENTOS EN LA DIETA DEL BEBÉ – ¿CUÁNDO Y POR QUÉ?

La lactancia materna , por sí sola, no puede satisfacer continuamente las necesidades nutricionales del bebé, siendo preciso introducir nuevos alimentos (alimentos complementarios) en su dieta. El proceso de transición entre una dieta líquida y una dieta sólida (“familiar”), durante el cual se introducen nuevos alimentos – además de la leche – se denomina diversificación alimentaria. Es un proceso que debe ser progresivo y que puede durar hasta los 2 años de edad.

Esta etapa se inicia entre los 4 y los 6 meses de edad, cuando la leche materna o de fórmula deja de satisfacer la totalidad de las exigencias nutricionales del bebé, en lo que respecta a la energía, proteínas, minerales (principalmente hierro y zinc) y vitaminas (en particular, A y D). Además de estas razones nutricionales, también es importante diversificar la alimentación por cuestiones de crecimiento, puesto que la introducción de nuevos alimentos promueve el desarrollo de la capacidad de masticación, así como la evolución neuro-senso-psicomotriz del bebé.

Regresar al artículo principal


..................................................................................................................................