DIVERSIFICACIÓN ALIMENTARIA

El primer año de vida es una fase caracterizada por una alta tasa de crecimiento – sobre todo en los primeros 6 meses – y que no volverá a suceder en otra etapa de la vida. Este crecimiento es muy exigente, lo que hace que el bebé tenga necesidades nutricionales elevadas.

Con todo, a la par de esta “exigencia nutricional”, el bebé presenta un organismo todavía inmaduro, tanto al nivel renal como digestivo. Es absolutamente primordial que, cualquier alimento destinado al bebé, al mismo tiempo que satisface sus necesidades nutricionales, no sobrecargue su cuerpo. Hay una respuesta ideal para esta situación – la leche materna. ¡La manera ideal de alimentar al bebé, la más práctica, la más barata y la más natural!

Hay situaciones en que la lactancia materna no es posible, aconsejable o, eventualmente, anhelada. Los bebés y las madres en estas circunstancias, merecen la mejor alternativa existente – leches de fórmula infantiles -. Las leches de fórmula son especialmente elaboradas para lactantes (bebés hasta los 12 meses de edad) y adaptadas a sus necesidades, siendo la única alternativa aceptable a la leche de la madre.

Introducción de nuevos alimentos en la dieta del bebé – ¿cuándo y por qué?

¿El primer alimento complementario?

¿Qué alimentos y en qué orden?

¡Sé una mamá bien informada y con todo el apoyo, informaciones, consejos, trucos, mimos y mucha inspiración!

Visita el sitio web del Club Bebé Nestlé en www.nestlebebe.com.pt


..................................................................................................................................