CRIOPRESERVACIÓN – UNA OPORTUNIDAD PARA EL FUTURO DEL BEBÉ

La criopreservación de las células estaminales del cordón umbilical es, hoy en día, un recurso importante para el tratamiento de varias enfermedades. Generalmente desechadas durante el parto, las células estaminales de sangre del cordón umbilical del recién nacido, se han revelado una alternativa real a los trasplantes de medula ósea, principalmente en el tratamiento de enfermedades del tipo hemato-oncológico.

A través de la criopreservación es posible conservar a temperaturas muy bajas (-196º C), las células estaminales existentes en el cordón umbilical del bebé. De esta manera, se puede almacenar las células durante años, sin que pierdan su viabilidad para que, si es necesario, puedan ser usadas.

En la actualidad existe la posibilidad de hacer la criopreservación de las células estaminales de sangre del cordón umbilical, en un banco privado o público. En los bancos privados, también conocidos por bancos familiares, las células criopreservadas son para el uso exclusivo del donante o de su familia, y pueden solicitarse en cualquier momento. En el caso de opción por el banco público, las células son donadas, lo que significa que estarán disponibles para quien lo necesite, no garantizándose la disponibilidad de la muestra para su donante o familiares compatibles.

 

 

 

CÉLULAS ESTAMINALES - ¿QUÉ SON?

El cordón umbilical es una fuente privilegiada de células estaminales. Estas células tienen la capacidad única de autorenovarse y dividirse indefinidamente, además de poder dar lugar a células especializadas (diferenciadas), contribuyendo así para la renovación natural de los tejidos, regeneración de tejidos dañados y sustitución de células que no están desempeñando su función o que están muriendo.

Las células estaminales se pueden usar dos contextos: autólogo y alogénico. En el contexto alogénico (en que el donante no es el paciente) las células estaminales de sangre del cordón umbilical son usadas en casos de leucemias, linfomas y otras enfermedades, hereditarias o adquiridas, del sistema sanguíneo o inmune. En un contexto autólogo (en que el paciente usa sus propias células, previamente criopreservadas) las células estaminales de sangre del cordón umbilical ya han sido utilizadas en enfermedades tales como la anemia aplástica adquirida, determinados tipos de tumores sólidos (como neuroblastoma y retinoblastoma), Síndrome de Shwachman-Diamond, deficiencia inmunológica de adenosina deaminase combinada con terapia génica y leucemia linfoblástica aguda.

Hoy en día, ya es posible extraer y criopreservar las células estaminales de sangre y de tejido del cordón umbilical que, por sus distintas características, favorecen el aumento de las probabilidades de su uso terapéutico.
La sangre de cordón umbilical es especialmente rica en células estaminales hematopoyéticas capaces de dar origen a todas las células del sistema sanguíneo e inmune, siendo por eso, usadas mayoritariamente para tratar enfermedades hemato-oncológicas, como por ejemplo leucemias y linfomas.
El tejido del cordón umbilical es rico en otro tipo de células: las células estaminales mesenquimales. Estas células son capaces de dar origen a las células de los músculos, huesos, cartílagos, grasa, entre otros. A pesar de la sangre del cordón umbilical contienen también células mesenquimales, el tejido existente entre la piel y los vasos sanguíneos del cordón umbilical es una de las fuentes más ricas en células estaminales mesenquimales. Por inmadurez y cantidad de las células mesenquimales que pueden obtenerse en el cordón umbilical, éste es considerado la mejor fuente de este tipo de células.

En Celvitae, el aislamiento de las células estaminales mesenquimales del cordón umbilical, se hace mediante un método innovador que permite que estas células estén listas para usar en caso de necesidad. Es el único laboratorio Portugues autorizado para este servicio por el “Ministerio da Saúde”, a través de la “Autoridade para os Serviços de Sangue e da Transplantação (ASST)”. Además, Celvitae es también una de las tres empresas europeas, y la única en Portugal, acreditada por la prestigiosa Asociación Americana de Bancos de Sangre (AABB).


..................................................................................................................................